Amigdalitis En Los Niños : Descripción, Tratamiento Y Prevención  

Si miras a la garganta de tu hijo, podrías ver lo que parecen pequeñas bolas de golf de hoyuelos a cada lado de la garganta. Estas son las amígdalas. Si se infectan, se llama amigdalitis en los niños o adultos.

Las amígdalas son la parte visible del anillo del sistema inmunológico de protección que rodea la parte posterior de la garganta. Este tejido inmunológico protege los pulmones y los intestinos de los niños de invasores extranjeros. Las adenoides, la otra parte famosa de este anillo, se ocultan arriba fuera del sitio.

Las amígdalas contienen ciertas células que atrapan cualquier infección que entra en su cuerpo. A veces, sin embargo, las amígdalas puede infectarse por los mismos gérmenes que filtra. Cuando esto sucede, las amígdalas se hinchan y se inflaman causando dolor e incomodidad. En algunos casos, las amígdalas pueden mostrar manchas blancas que cubren el revestimiento superficial indicando una infección.

Las amígdalas son normalmente grandes durante la infancia, pero pueden causar problemas cuando se infectan o crecen demasiado. El doctor  examina  la garganta de su hijo usando un depresor de lengua.

Amigdalitis En Los Niños : Descripción, Tratamiento Y Prevención  

¿Qué es la amigdalitis en los niños?

La amigdalitis es el nombre dado a las amígdalas hinchadas, rojas y tiernas. Esto suele ser causado por una infección de las amígdalas. Las causas más comunes de amigdalitis  son las infecciones virales. Muchos de los virus son los mismos que causan el resfriado común .

Los virus puede causar amigdalitis dolorosa con fiebre alta y disminución del apetito, a veces con una erupción también. La mononucleosis también puede causar amigdalitis severa.

Las infecciones bacterianas son causas importantes de amigdalitis, aunque son menos comunes. El Streptococcus es el tipo más común de bacterias involucradas.

La amigdalitis se superpone en la garganta estreptocócica y otros dolores de garganta. Cuando un niño tiene dolor de garganta, las amígdalas pueden estar rojas e hinchadas, o otras partes de la garganta pueden estar rojas e hinchadas, o ambas cosas.

Te sugiero que leas : 12 Remedios Caseros Para Aliviar El Dolor Y La Presión En Los Senos Nasales

¿Quién contrae amigdalitis?

La amigdalitis no es común antes del primer cumpleaños, pero puede ocurrir a través de la niñez e incluso en la vida adulta.

¿Cuáles son los síntomas de la amigdalitis?

Generalmente, los niños con amigdalitis tienen dolor de garganta y dolor al tragar. Los bebés y niños pequeños pueden simplemente negarse a comer o beber debido al dolor de garganta.

También puede haber alguna dificultad con la deglución o la respiración. Puede notar ronquidos o respiración bucal, acompañada de una boca seca y mal olor.

Los trastornos del sueño a veces dan lugar a la humectación de la cama (enuresis). La disminución del apetito, la fatiga y las glándulas inflamadas en el cuello también son comunes.

Los síntomas específicos de la amigdalitis en los niños dependerán en gran medida de la causa subyacente.

La amigdalitis causada por un virus respiratorio superior, por ejemplo, puede comenzar gradualmente y estar acompañada de congestión nasal. Por otro lado, la amigdalitis causada por estreptococos puede comenzar repentinamente con fiebre alta.

En los casos agudos de amigdalitis en los niños, se pueden presentar los siguientes síntomas:

  • Las vías respiratorias se bloquean debido a la hinchazón excesiva de las amígdalas
  • La deshidratación e incluso beber es difícil debido a la hinchazón
  • Abscesos de la garganta
  • Faringitis bacteriana
  • Insuficiencia renal
  • Trastornos cardiovasculares
  • Fiebre reumática

La amigdalitis en los niños puede ser especialmente angustiante. Si usted o sus hijos presentan alguno de los siguientes síntomas, comuníquese con su médico de inmediato:

  • Fiebre alta
  • Pus en la garganta
  • Dificultad para respirar
  • Dificultad para tragar
  • Una erupción alrededor de la garganta
  • Babeo excesivo (en niños más pequeños)
  • Inflamación de los ganglios linfáticos en el cuello

¿Cuales son las causas de la amigdalitis?

La amigdalitis generalmente es causada por una infección viral o bacteriana. Por ejemplo, las bacterias que causan dolor de garganta o estreptococo también pueden causar amigdalitis. El virus de Epstein Barr que causa mononucleosis es otra causa común de amigdalitis.

Las bacterias o virus se transmiten a través de gotitas en el aire o por contacto social. Si una persona que tiene amigdalitis entra en contacto con usted o estornuda a su alrededor, hay mayores probabilidades de contraer la enfermedad también. Por lo tanto, la amigdalitis es extremadamente contagiosa y hay que tener cuidado de mantener altos niveles de higiene para evitar contraer la enfermedad.

La amigdalitis también puede ser causada por alérgenos de ciertos alimentos o artículos tales como dulces artificialmente coloreados, conservantes y aditivos utilizados en alimentos procesados, bebidas frías y helados a menudo pueden provocar amigdalitis. Comer demasiados alimentos azucarados, grasos y demasiado procesados ​​también puede conducir a amigdalitis.

Los factores ambientales como el clima extremadamente frío y húmedo o cambios bruscos de temperatura pueden provocar un ataque de amigdalitis también. La inmunidad del cuerpo se reduce por tales factores y las amígdalas se vuelven susceptibles a ser infectadas por las mismas infecciones que combaten.

Una tendencia genética a la amigdalitis es otra causa importante. La amigdalitis recurrente o crónica tiende a afectar a niños y adultos que tienen antecedentes de amigdalitis en la familia.

Cuales son las causas de la amigdalitis

¿Es contagiosa la amigdalitis?

La mayoría de las formas son contagiosas y se propagan por la transmisión de gotitas.

¿Cuánto dura?

La duración de la amigdalitis en los niños depende en gran medida de la causa subyacente. La mayoría de las amigdalitis virales tiende a durar una cuestión de días; El estreñimiento un par de semanas, y la amigdalitis causada por la mononucleosis comúnmente dura semanas o meses.

A veces la amigdalitis bacteriana puede durar meses, incluso con la terapia antibacteriana adecuada .

¿Cómo se diagnostica?

La amigdalitis se puede diagnosticar con una historia y un examen físico. Un cultivo de garganta o una prueba rápida de estreptococo son importantes para identificar la causa, especialmente si se están considerando los antibióticos.

Una prueba mono, y otros análisis de sangre específicos, pueden ser indicados si la causa no está clara.

¿Cómo se trata la amigdalitis?

Extraer las amígdalas solía ser un tratamiento común. Hoy en día, la mayoría de los casos de amigdalitis viral se controlan observando y esperando (mientras se trata el dolor y la fiebre).

Se tratará con antibióticos si las bacterias parecen ser la causa. Cuanto más tiempo dura, más probable es que requiera un tratamiento más fuerte. En algunas circunstancias, los esteroides se utilizan para reducir la inflamación de las amígdalas.

La Academia Americana de Pediatría recomienda eliminar las amígdalas bajo ciertas condiciones:

  • Tonsil o hinchazón de las adenoides  que hace difícil la respiración normal (esto puede o no incluir la apnea del sueño).
  • Amígdalas que están tan hinchadas que su hijo tiene problemas para tragar.
  • Un adenoides agrandado que hace la respiración incómoda, altera severamente el habla, y posiblemente afecta el crecimiento normal de la cara.
  • En este caso, la cirugía para extirpar sólo la adenoides puede ser recomendada.
  • Su hijo tiene infecciones repetidas de oído o sinusitis a pesar del tratamiento. En este caso, la cirugía para extirpar sólo la adenoides puede ser recomendada.
  • Su hijo tiene un número excesivo de dolor de garganta severo cada año.
  • Los ganglios linfáticos de su niño debajo de la mandíbula inferior están hinchados o tiernos durante al menos seis meses, incluso con tratamiento antibiótico.

Su hijo tiene infecciones repetidas de oído o sinusitis a pesar del tratamiento.

No dejes de leer : Top 10 Remedios Caseros Para La Tos Seca Que Le Dará Alivio

Remedios caseros para la amigdalitis

La amigdalitis generalmente se trata con medicamentos para el dolor de venta libre como ibuprofeno o acetaminofén.

Además de esto, el mejor curso de acción para las amígdalas hinchadas sería el tradicional y probablemente el más ampliamente utilizado de todos los remedios caseros, el gargarismo de agua salada; Esto ayuda a aliviar el dolor de garganta y reducir la hinchazón. El agua salada ayuda a limpiar la boca y la garganta y previene la acumulación de más infección en la superficie de las amígdalas.

Otros tratamientos naturales populares para la amigdalitis en los niños incluyen:

1.- Sal

La Sal es uno de los remedios naturales más populares para la amigdalitis. Mezcle el jugo de limón fresco en agua tibia con miel y sal y disfrute de esta combinación para aliviar el dolor de las amígdalas hinchadas.

2.- Leche, cúrcuma, pimienta negra 

Hervir la leche y agregar una pizca de polvo de cúrcuma y polvo de pimienta negra. Beber este brebaje antes de dormir por un mínimo de tres noches seguidas es un remedio eficaz contra las amígdalas inflamadas.

3.- Remolacha, zanahoria y pepino 

Beba remolacha recién exprimida, zanahoria o jugo de pepino diariamente para impulsar el sistema inmunológico de su cuerpo y combatir la infección de manera más eficiente. Usted puede tener estos jugos individualmente o mezclarlos juntos para obtener los mejores resultados.

4.- Semillas de alholva

Hervir semillas de alholva en agua durante media hora. Enfriar, tensar y usar esta agua para hacer gárgaras. El fenogreco tiene propiedades antibacterianas que lo convierten en una excelente cura para la amigdalitis.

5.- Higo

Hervir higos frescos y moler en una pasta. Aplicar esta pasta en el área externa de la garganta para enfriar una erupción y enrojecimiento de la garganta y proporcionar alivio del dolor.

6.- Te de manzanilla, limón y miel 

El té de manzanilla mezclado con limón y miel es un remedio natural milenario para la amigdalitis en los niños. La manzanilla actúa como un relajante y reduce el estrés y la ansiedad causada por la amigdalitis junto con el tratamiento de los síntomas de la condición como dolor.

El té de manzanilla mezclado con limón y miel es un remedio natural milenario para la amigdalitis en los niños

7.- Alumbre 

Aplique polvo de alumbre sobre la superficie de las amígdalas o haga gárgaras con alumbre y agua. Estos son remedios caseros eficaces para la amigdalitis que puede reducir la inflamación y prevenir nuevas infecciones.

Dado que la amigdalitis es una condición autolimitada y tiende a resolverse, el uso de remedios caseros para el alivio del dolor es la opción lógica.

Sin embargo, si usted ha tratado la amigdalitis en casa y el dolor no se ha reducido en absoluto después de unos días, consulte a su médico para establecer la medicación. La amigdalitis causada por infecciones bacterianas requiere un curso de antibióticos que su médico puede prescribir.

La amigdalitis crónica puede no responder bien a los remedios caseros y puede requerir medidas más drásticas como la cirugía o la amigdalectomía.

¿Cómo puede ser prevenida?

La amigdalectomía puede prevenir la amigdalitis, pero sólo se recomienda en determinadas circunstancias.

Debido a que la mayoría de los tipos se propagan por transmisión de gotitas, las precauciones de las gotitas pueden ser medios eficaces de prevención.

Algunas amigdalitis en los niños, como el tipo causado por mono, se propaga por la transmisión del fluido corporal. Se requieren precauciones de fluidos corporales para prevenir este tipo.

Dieta para Amigdalitis en los niños

Si usted sufre de amigdalitis, se sugiere que cambie a una dieta líquida sólo durante unos días. Idealmente, un jugo de frutas rápido de tres a cinco días puede ayudar a aumentar la inmunidad y luchar contra cualquier infección. Beba sólo jugo de naranja y agua hasta que los síntomas dolorosos disminuyan.

Después de esto, puede pasar a una dieta de todos los frutos para los próximos días antes de introducir lentamente sólidos de nuevo en su plan de comidas diarias. Asegúrese de que sus comidas se equilibran con una combinación saludable de frutas frescas, verduras, granos enteros y nueces para aumentar la inmunidad del cuerpo después de la infección.

Beba muchos líquidos para prevenir la deshidratación y para mantener la garganta humedecida y libre de picazón. Sin embargo, evitar las bebidas gaseosas, demasiado té caliente y café, ya que estos pueden agravar la condición.

Un dolor de garganta se puede calmar con helado y paletas. Si bien esto puede sonar extraño, el helado puede calmar un dolor de garganta y también ser tragado fácilmente. Los niños y los adultos que se han sometido a una amigdalectomía pueden comer helado durante su período de recuperación.

Es necesario evitar los alimentos que son muy amargos o picantes cuando sufren de amigdalitis. Los artículos tales como salsas calientes, yogur, crema agria, y alimentos fritos irritan la garganta y pueden causar más inflamación y dolor.

Otro tema que te puede interesar : Llagas En La Lengua : 9 Formas De Como Curarla Con Remedios Caseros

TAMBIEN DEBERIAS LEER

Deja un comentario