Tendinitis Del Pie Y Tobillo: Causas, Síntomas Y Tratamientos

Los tendones son las cuerdas gruesas de tejidos que conectan los músculos a los huesos. La inflamación del tendón provoca tendinitis del pie y tobillo.

La tendinitis se produce cuando los tendones que conectan los músculos del pie hasta los huesos tienen inflamación.

Una de las causas más comunes de dolor de pie o tobillo es tendinitis. Los músculos de la pierna, el pie y el tobillo están anclados al hueso por los tendones, que son estructuras similares a fuertes cuerdas. La tendinitis es la inflamación que rodea un tendón. Usted tendrá dolor con la actividad y por lo general desaparecerá con el descanso, sólo para volver otra vez.

Los tipos más comunes de tendinitis de pie y tobillo son tendinitis de Aquiles, tendinitis tibial posterior, tendinosis peroneal, tendinitis flexora y tendinitis extensora.

Las medidas de cuidado personal por lo general sanan estas lesiones en el transcurso de unas pocas semanas. Aprenda más sobre qué las causas, cuando vea a su doctor, y sobre cómo prevenir la tendinitis del pie y del tobillo.

Tendinitis Del Pie Y Tobillo: Causas, Síntomas Y Tratamientos

¿Qué es la tendinitis del pie?

El diagrama del pie del tendón y tendinitis de tobillo se desarrolla cuando hay inflamación en los tendones por uso excesivo.

Los tendones son bandas fuertes, similares a un cordón de tejido conectivo que unen los músculos a los huesos. Si se hace trabajar muy duro un tendón, o por mucho tiempo o de manera incorrecta, se producen daños y desarrollan pequeños desgarros en el tendón. Esto va acompañado de inflamación, que es el signo revelador de esta condición.

La respuesta normal del cuerpo a una lesión es el enviar glóbulos rojos que llevan el oxígeno y los nutrientes necesarios para que las células blancas luchen contra una posible infección.

Los productos de desecho tales como sustancias químicas inflamatorias son arrastradas. Todo esto ayuda a acelerar la curación, pero sólo debe durar unos pocos días. Si un área es irritada varias veces, el proceso sigue adelante resultando una inflamación continua descrita como tendinitis.

Te sugiero que leas : Calambres En Los Pies: Síntomas, Causas Y 10 Opciones De Tratamientos

¿Cuáles son las causas de la tendinitis del pie y tobillo?

Uso excesivo:

La causa más común de tendinitis es el uso excesivo, lo que significa que un tendón está demasiado estirado y posiblemente experimentando un pequeño grado de separación o desgarro.

Esto ocurre cuando hay un aumento en la actividad, que puede incluir cualquier cosa desde caminar hasta participar en deportes competitivos.

Estructura anormal del pie:

Problemas como pies planos o arcos altos pueden crear desequilibrios musculares que ponen estrés en uno o más tendones.

Trauma:

Una lesión en el pie o en el tobillo puede causar tendinitis. Esto puede ocurrir con un movimiento repentino y potente como saltar.

Otra forma de trauma es usar zapatos ajustados, que ocurre más a menudo en la tapa del pie o del talón, dando por resultado la tendinitis en el pie y tobillo.

Condiciones médicas:

Ciertas condiciones médicas que causan inflamación general puede conducir a tendinitis. Condiciones inflamatorias como la artritis reumatoide, la gota y la espondiloartropatía pueden causar tendinitis de Aquiles o tendinitis tibial posterior.

¿Cuales son los síntomas?

Los síntomas característicos de la tendinitis del pie incluyen dolor y, ocasionalmente, hinchazón durante la actividad o con estiramiento del tendón afectado. El dolor generalmente se alivia con el reposo, aunque el tendón afectado puede ser doloroso al tacto.

Usted notará dolor, especialmente cuando comienza una actividad, como levantarse y caminar.

A menudo, el dolor disminuirá, pero luego regresará mientras continúa caminando o haciendo otras actividades. Puede notar hinchazón, aunque esto no suele ser un síntoma inmediato. A menudo, el pie y el tobillo se endurecerán cuando tenga tendinitis.

Autocuidado

Cuando los  síntomas de tendinitis en el pie  ocurren, lo primero que hay que hacer es el ARROZ, que significa, hielo, compresión y elevación.

Disminuya la actividad tanto como sea posible.

Aplique hielo o compresas frías durante 20 minutos a la vez. Mientras que las compresas frías y el hielo son útiles para la inflamación, estudios médicos recientes han demostrado que la aplicación de calor a las áreas doloridas es igualmente terapéutico para el dolor.

Medicamentos antiinflamatorios como el ibuprofeno también se pueden tomar para ayudar a disminuir el dolor y la hinchazón.

Buscando Atención Médica

Si el dolor y la hinchazón empeoran, no se alivian con el cuidado en el hogar, o se producen mientras están en reposo, lo mejor es buscar atención médica lo antes posible.

Su médico tomará su historial y puede ordenar rayos X o MRI para descartar si usted tiene una fractura, calcificación, o una ruptura del tendón, que puede requerir una forma diferente de tratamiento. Un tendón desgarrado requiere inmovilización con un yeso o bota e incluso puede requerir cirugía.

Si con frecuencia experimenta síntomas de tendinitis del pie, una evaluación podiátrica puede ayudar a identificar las anomalías del pie que pueden estar causandolas. Recomendaciones de calzado,  soportes de arco o ortesis, y los aparatos de prescripción son posibles opciones de tratamientos para controlar y prevenir la tendinitis.

No dejes de leer : 8 Consejos Para El Cuidado De Los Pies. Con Remedios Caseros

¿Cuál es el tratamiento de la tendinitis del pie?

El principio general para tratar la tendinitis del pie y del tobillo es darle descanso a la lesión para que el cuerpo pueda curarla. Esto toma tiempo, generalmente semanas a meses. Su médico puede darle una bota para caminar para mantener su pie y el tobillo inmovilizados para que no lo use, o puede ser dirigido a no tener peso sobre el pie afectado.

Es probable que le receten medicamentos antiinflamatorios no esteroideos. Su médico también puede recomendar el tratamiento en el hogar con hielo, alternando calor y frío, y estiramiento.

Usted puede ser referido a terapia física para aprender ejercicios de estiramiento y fortalecimiento que ayudarán a reducir el estrés en el tendón afectado.

La terapia física para aprender ejercicios de estiramiento y fortalecimiento que ayudarán a reducir el estrés en el tendón afectado.

Prevención

Una de las mejores maneras de prevenir la tendinitis es hacer  ejercicios de estiramiento del pie y tobillo  antes de la actividad. Los músculos tensos ejercen una presión adicional sobre los tendones.

También debe usar zapatos apropiados y evitar los zapatos deportivos gastados. Cuando comience una nueva actividad o deporte, aumente gradualmente su tiempo e intensidad.

Tipos de tendinitis del pie y tobillo

Tendinosis peroneal (lado externo del tobillo)

Los tendones de los músculos peroneos envuelven alrededor del exterior (lado pequeño del dedo del pie) del tobillo (maléolo lateral). El dolor y posiblemente la hinchazón ocurren en esta área del tobillo y en el área apenas debajo y arriba de él. Pies de arco alto y un historial de esguinces recurrentes del tobillo a veces se asocian con tendinosis peroneal .

Tendinitis de Aquiles (Parte trasera del tobillo)

El tendón de Aquiles es el tendón grande que une los músculos de la pantorrilla a la parte posterior del talón. La tendinitis de Aquiles se caracteriza por el dolor que se localiza 1 a 4 pulgadas por encima del área donde el tendón se une al hueso del talón. Esta es la parte más débil del tendón y suele ser el lugar donde se producen las lágrimas del tendón.

La tendinitis de Aquiles es una lesión frecuente de deportes de esfuerzo repetitivo y puede ser provocada por cualquier aumento en la actividad o cambios en los zapatos o el terreno. Los músculos de la pantorrilla también pueden contribuir a ello. Hay algunas opciones quirúrgicas si sus síntomas no se aclaran en un par de meses.

El tendón de Aquiles es el tendón grande que une los músculos de la pantorrilla a la parte posterior del talón

Tendinitis tibial posterior (lado interno del tobillo)

La tendinitis tibial posterior suele estar asociada con pies planos. El tendón del músculo tibial posterior envuelve alrededor del interior (lado del dedo gordo) del tobillo ( maléolo medial ) y el empeine del pie.

Esa zona es el sitio habitual de dolor e hinchazón. Los pies planos suelen mostrar el signo “too-many-toes”, una posición anormal del pie donde los dedos de los pies se despliega hacia afuera en relación con la parte posterior del pie.

El pie a menudo continúa ampliándose y extendiéndose hacia afuera si la tendinitis tibial posterior se convierte en un problema crónico recurrente. Es posible que necesite un lanzamiento de piernas cortas o una bota para caminar para dar tiempo a que la inflamación del tendón se resuelva, a continuación, una ortesis.

Tendinitis Flexor (parte interna del tobillo)

La tendinitis flexora tiene dolor característico en la parte posterior del tobillo, en el lado del dedo gordo del pie. Este tipo de tendinitis se suele ver en los bailarines o con actividades que requieren un montón de equilibrio del dedo del pie.

Tendinitis extensora (parte superior del pie)

La tendinitis que afecta a los tendones extensores en la parte superior del pie suele ser causada por el roce del pie  contra el zapato o, con menor frecuencia, condiciones inflamatorias como la artritis reumatoide. Los pies de arco alto son más susceptibles a la fricción del zapato que causa este tipo de tendinitis.

Recomendación

El dolor de la tendinitis del pies y tobillo es una señal de que usted necesita tomarlo con calma. Si el dolor continúa, consulte a su médico para obtener asesoramiento sobre el tratamiento.

Si bien puede significar semanas de distancia de sus actividades favoritas, el objetivo es prevenir las complicaciones que pueden dejarlas de lado por más tiempo.

Otro tema que te puede interesar : Dolor En Las Piernas: Conoce las Causas, Síntomas y Tratamientos

 

TAMBIEN DEBERIAS LEER

Compartir te hace grande.

Deja un comentario